domingo, 12 de septiembre de 2010

FORMAS DE INYECTAR A UNA PERSONA

La forma en que inserta la jeringa o la aguja para pluma dentro de la piel para inyectarse su dosis de insulina se llama técnica de inyección. Su médico le ayudará a aprender cuál es la técnica correcta para que la terapia de insulina sea lo más eficaz posible.




Inyectarse a la profundidad exacta es una parte importante de esta técnica de inyección. Muchos profesionales de la salud recomiendan que la insulina sea inyectada en el tejido subcutáneo, que está entre el tejido graso y el músculo.







Si su inyección es muy profunda, la insulina llegará al músculo, lo que hará que se absorba más rápidamente y que no dure lo necesario (además, puede doler).



Si la inyección no es muy profunda, la insulina se queda debajo de la piel o en el tejido graso, lo que hará que se absorba más lentamente.



Muchas personas hacen un pellizco para levantar la piel y el tejido graso e insertan la aguja en un ángulo de 90°. Para hacer el pellizco adecuadamente siga estos pasos:



Haga el pellizco con los dedos pulgar, índice y medio (si utiliza una aguja de 5mm no necesitará hacer el pellizco al inyectar a 90°, con esta aguja tan pequeña no se debe preocupar de inyectar en el músculo).

Inserte la aguja.

Sostenga el pellizco.

Empuje el émbolo de la jeringa.

Suelte el pellizco.

Quite la aguja de su piel.

No todo el mundo se inyecta en un ángulo de 90°. También se puede inyectar en un ángulo de 45° si usted es delgado. Esto es para evitar que se inyecte en el músculo. El ángulo de la inyección dependerá de su tipo de cuerpo, del lugar de inyección y del largo de la aguja que utilice. Su médico le ayudará a determinar el ángulo correcto de la inyección.





Removiendo las burbujas de aire de la jeringa

Las burbujas de aire no hacen daño si se llegaran a inyectar, pero si ocupan un espacio en la jeringa y pueden alterar la dosis de insulina que se esté inyectando, lo que se puede reflejar en su control de azúcar.



Existen diferentes maneras para evitar la formación de burbujas en la jeringa, así que pregunte a su médico cuál le recomienda. A continuación, se dan unas sugerencias:



Saque la insulina de forma lenta y constantemente. Sabrá que la está sacando muy rápido si se forman burbujas en la jeringa. Si ve burbujas, introduzca nuevamente la insulina en el vial y vuelva a sacarla.

Saque su dosis y 2 unidades de insulina más. Si ve burbujas, golpee la jeringa con el dedo anular, o medio, para que las burbujas suban a la aguja. Tendrá que golpear fuerte para que puedan subir, pero no golpee demasiado fuerte porque la aguja se puede doblar. Cuando las burbujas estén cerca de la aguja, y cuando vea que ya no hay más burbujas en otro lugar, oprima el émbolo para que las burbujas y las 2 unidades de insulina que había sacado de más salgan de la jeringa y regresen al vial.





No olvide regresar la insulina extra que sacó al vial, aun si no hay burbujas en la jeringa, si no lo hace tendrá una sobre dosis de insulina.



Si mezcla insulina cristalina y lechosa, sólo podrá remover las burbujas de la insulina cristalina, que es la que se saca primero. No puede remover las burbujas cuando las dos insulinas ya están mezcladas en la jeringa, pues si regresa la insulina lechosa al vial alterará su tiempo de acción, ya que estará regresando también insulina cristalina.Esto puede causar:



No se estará administrando la cantidad adecuado de insulina cristalina.

Cambiará la concentración de la insulina lechosa en el vial.







Inyectando a otra persona



El proceso de inyectar insulina en otra persona no es diferente. Una técnica apropiada es importante y se hará más fácil con la práctica. Los miembros de su familia o amigos que lo ayuden a ponerse la inyección de insulina deberán:



Tener un entrenamiento previo por una enfermera o un educador en diabetes.

Saber algunos detalles de la persona que van a inyectar, como por ejemplo la cantidad de insulina que requiere, el número de inyecciones al día, el ángulo de inyección, los sitios de rotación, etc.

Utilizar guantes desechables.

No reenfundar la jeringa, pues puede provocar piquetes accidentales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada